10 febrero, 2022 »

CARTA AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA.

Señor: Pedro Castillo Terrones.

Millones de peruanos hicieron oídos sordos a la brutal campaña de guerra sucia, contra tu candidatura. Por intuición las mayorías desencantadas, comprendieron que representabas la propuesta de cambio y se la jugaron en la segunda vuelta. No fue solo por ti, ni por PL, fue en respuesta a la decadencia moral de la derecha neoliberal, al vacío de representación, algo que ustedes no quieren admitirlo; como tampoco fueron conscientes que la derrota de la primera vuelta, fue que la mayoría congresal la obtuvo la derecha más conservadora; les ganó la soberbia, creyeron que con la presidencia era suficiente, abandonaron a los electores a su suerte, en el momento que más dispuestos estaban para organizarse, luchar y arrinconar a los golpistas. Pudo ser un Quispe, Huamán, Chinchay, igual hubiese recibido el cargamontón racista, violento y discriminatorio de las élites herederas de la mentalidad colonial; acostumbradas a tener a sus amigotes en palacio. Creo que tus primeros actos de gobierno son de buena fe, producto de tus iniciales acciones de aprendizaje; espero te hayan servido para delimitar campos entre los amigos de la familia, los paisanos y los infiltrados lobistas que están al acecho. Como verás tienen el pretexto perfecto para meterte en el mismo saco de los privatizadores, que se coludieron para entregar las riquezas y el patrimonio nacional. Está clara su estrategia, retomar palacio y el gobierno para hacer irreversible el neoliberalismo y su dictadura y tú no quieres entender.

De tu boca ha salido, que no eres de izquierda, socialista, comunista, marxista, leninista, maoísta, ni nacionalista, ni velasquista, ni senderista, ni del Conare, ni mariateguista, ni barrantista. Que no te preparaste para gobernar y que esta etapa de tu vida es una escuela de aprendizaje; que nada te ata a Perú Libre, no le debes nada; necesitabas un partido para postular, lo usaste y se acabó. Has dicho que no has venido a desestabilizar, ni expropiar, ni a quebrar instituciones; el Congreso boicoteador y golpista no será cerrado. Se entiende que pretendes calmar el odio, la venganza, el boicot y el sabotaje de las enfurecidas élites económicas, políticas y mediáticas. A la luz de los hechos compruebas que te equivocas de cabo a rabo; jamás calmarás la angurria de las bestias salvajes operadoras del neoliberalismo criminal. El capital no perdona, no busca amigos, no tiene alma, ni corazón, solo intereses y afán de lucro; son capaces de todo, de calumniar, encarcelar y matarte. Yo soy un sentenciado por el poder de Yanacocha y sus aliados. La experiencia de Humala es el espejo en el cual debes mirarte para no terminar en el rincón de los despreciables traidores. Abandonaste tus propuestas, tus aliados y eres prisionero de tus propias palabras. Considerando tu profesión y tu procedencia mereces un contundente llamado de atención, una crítica fraterna y constructiva, espero tengas la grandeza de autocriticarte y corregir tus errores, propios del actuar humano y de la lucha política.

En las actuales circunstancias es fácil atacarte, llenarte de epítetos y por decepción y despecho caer en el juego de los golpistas, perros guardianes del neoliberalismo o lavarse las manos retirándose a la tribuna, arguyendo: “fui invitado” “mi bancada y mi partido no tienen ninguna responsabilidad en este gobierno”. Gestión que las oligarquías y sus aliados en el congreso no permiten que se inicie, se han propuesto boicotearla. Anunciaron que la economía se derrumbaría, el fracaso de la vacunación y el descontrol de la pandemia. Ocurrió lo contrario: la economía empieza a estabilizarse, la pandemia está controlada y la recaudación se recupera sin reforma tributaria ni revisión de contratos, eso les quita el sueño a los mercantilistas. Salen a gritar, vacancia, renuncia, incapaz, corrupto. Saben que si tuvieras el coraje de proyectar reformas económicas neoliberales como las que recomienda el BM y el FMI la caja fiscal va a tener más recursos y mayor capacidad de maniobra; la inversión pública va fluir y un programa de emergencia podría generar mejoras parciales a las familias peruanas.

El cinismo de las élites herederas de estos 200 años de colonialismo no tiene comparación. La crisis que vivimos y que se agudiza es la herencia que ellos dejaron y fueron incapaces de resolver los últimos 40 años y pretenden que la resuelvas en un año. Los que piden vacancia y renuncia son los mismos rostros que representan la colusión, la mafia y el entreguismo, por estas y más razones los socialistas y comunistas rechazamos el golpismo abierto y encubierto. A pesar que tú y tu entorno nos rechaza. Pero los intereses de la patria son más grandes que nuestras diferencias ideológicas y programáticas. En las desgracias se ven y se comprueban los verdaderos amigos. Libérate de los judas y los Pilatos, espero entiendas la enorme responsabilidad que cargas. No te pedimos izquierdismo, ni comunismo, solo una cuota de dignidad y patriotismo. Ya entendimos el programa de cambio no va contigo, será obra de una nueva generación de patriotas dispuestos a llegar al sacrificio de su vida y su libertad.

Gracias presidente por darnos una gran lección; por hacernos retornar a la lucha de clases, al estudio de la dialéctica creadora del Amauta José Carlos Mariategui de quién tú y tus mentores con sus actos reniegan y renuncian. La exclusión de los comunistas, socialistas e intelectuales de izquierda y liberales progresistas nos hace comprender que para ti y tu entorno no significan nada o representan muy poco. Tus actitudes nos hacen volver a nuestra realidad y al cumplimiento de nuestras tareas en un escenario nacional e internacional, fértil para impulsar propuestas renovadoras y de rupturas. Es de valientes, reconocer autocríticamente, los gravísimos errores cometidos por muchos núcleos comunistas, socialistas y dirigentes sociales y sindicales, que corrieron tras de ti y de tu entorno, buscando un ministerio, puestos de trabajo y cargo en alguna esfera del estado neoliberal. En vez de internarse con mística y sacrificio en el corazón de las bases y masas, para insurgir con el pueblo y con esa energía victoriosa obligarte a cumplir tus promesas de campaña. En vez de correr a organizar y unificar a los millones de trabajadores del campo y la ciudad los militantes se perdieron en estériles e infantiles diferencias, heriendose los unos a los otros, sin diferenciar con precisión, quién es el enemigo principal y quiénes son los amigos y aliados del pueblo. A estas alturas el fracaso del proyecto de cambio no es solo tu culpa, es también nuestra, de la dividida y fracasada autodenominada izquierda. Tú estás atado por esta constitución que juraste romper y bloqueado por el congreso golpista; a ti ya no te corresponde desatar el nudo impuesto al referéndum para la nueva Constitución. Esa gran tarea corresponde a los socialistas y comunistas, a los movimientos sociales y populares del campo y la ciudad. Los escenarios cada día se esclarecen; tú sigue por la ruta decidida, cambiando y renovando gabinetes; ojalá mires más allá de tu nariz e incorpores a profesionales patriotas solventes, que los hay por decenas. Los socialistas y comunistas volverán a su hábitat, a su base natural, a los trabajadores y, con ellos volveremos dispuestos a cumplir la misión histórica. La experiencia de la lucha de clases y la dialéctica nos enseñan que todo proceso tiene caídas y levantadas, victorias y derrotas y otra vez victorias; los invitados y aliados siempre son un riesgo se mueven entre la lealtad y el oportunismo; pueden abandonar el barco o convertirse en balseros. Es una verdad histórica, que solo vencen los que afirman, los consecuentes; el Partido debe preparar sus propios cuadros, para no estar cargando caudillos de coyuntura o impulsando el mal menor. La dictadura neoliberal caerá, porque su fracaso mundial es evidente; se le agotó la inspiración y la creatividad, ya no es opción para las mayorías sedientas de pan, justicia y trabajo. El programa para la victoria será la bandera que en adelante alzarán los pueblos del Perú.

Nosotros estamos claros, vivimos tiempos de emergencia, ojalá no entres en cuidados intensivos. La dialéctica del cambio nos enseña a movernos entre la emergencia y transición de acuerdo a la correlación política de fuerzas; la continuidad y la ruptura; la renovación y la refundación y la permanente lucha por profundizar la democracia. Las fuerzas mariateguistas más temprano que tarde sabrán unirse y abrir el camino a la felicidad de todas las familias peruanas.

Hasta pronto presidente.

Gregorio Santos Guerrero.

 

Otras noticias

ECONOMIA

Usuarios de programas Juntos, Pensión 65 y Contigo recibirán subvención adicional extraordinaria

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) inicia, desde este 15 de agosto, el pago de la subvención adicional extraordinaria para las usuarias y usuarios... 

Gobierno crea comisión para elaborar proyecto de nuevo sistema de pensiones

El gobierno de Pedro Castillo promulgó un decreto supremo que crea la conformación de una comisión multisectorial que se encargará de elaborar el proyecto normativo... 

Impulsamos la transformación láctea en Cajamarca

En alianza con la Universidad Nacional de Cajamarca, desarrollamos una capacitación orientada a mejorar la producción de derivados lácteos “Se acaba de firmar... 

Opinion

Lo mediático y el complot político

Por Reynaldo Núñez Idrogo/.  Lo que viene pasando en el Perú,... 

MINEM tiene en evaluación 31 estudios ambientales mineros de exploración

• La Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros aprobó,... 

LA SOLEDAD DE CASTILLO

Por Paco Huamán/. Aún recuerdo cuando, hace unos años, le decía...