2 noviembre, 2016 »

EL DIA DE LOS DIFUNTOS

cementerioPor: Miguel Silva. El conglomerado humano se traslada a los cementerios haciendo gala de la costumbre y tradición que se mantiene en cada pueblo: «voces desentonadas, humareda de tabaco, rosarieros por doquier, conjugan el camposanto. Tumbas cubiertas de pastos, cruces de madera con textos casi invisibles, lujosos adornos florales y lápidas doradas, evidencian diferencias sociales».

Ha llegado el «Día de los Muertos», y con ello, una tradición en la que las almas de los difuntos regresan al mundo de los vivos, en tanto, los vivos vuelven a evocar y rememorar a los seres queridos que por causas naturales o accidentales partieron a la eternidad y que yacen en la retentiva u olvido con el paso del tiempo.

El Día de los Difuntos, es una costumbre popular de visitar los cementerios: encender velas, limpiar las tumbas y echar agua bendita. Es también una oportunidad para el comerciante de acrecentar sus ingresos, pero también una preocupación para las familias; hay que preparar las ofrendas: los bollos, comidas, pago a rosarieros, pintar lápidas y rejillas y comprar los adornos florales.

En esta fecha, el conglomerado humano se traslada a los cementerios haciendo gala de la costumbre y tradición que se mantiene en cada pueblo: «voces desentonadas, humareda de tabaco, rosarieros por doquier, conjugan el camposanto. Tumbas cubiertas de grama, cruces de madera con textos casi invisibles, lujosos adornos florales y lápidas doradas, evidencian diferencias sociales».

Recordar a nuestros seres queridos es una acción justa y necesaria por sus acciones y actitudes en vida. El homenaje a ellos, debería realizarse durante su existencia. Sin embargo, muchos de nosotros hacemos memoria de ellos, solo en esta fecha, es decir, una vez al año.

El homenaje a nuestros seres amados, está en que sus acciones y hechos permanezcan y perduren en la memoria del tiempo de cada uno.

La vida o muerte en la eternidad de nuestros seres queridos depende de nosotros. El sentimiento y respeto que guardemos por ellos prescribirá su existencia o extinción; porque, aunque visitemos una y mil veces el camposanto, echemos en pecho melancólicos salmos o saturemos las tumbas con perfumadas flores, somos conscientes que bajo las suntuosas lápidas u olvidados sepulcros cubiertos de grama, solo es un cementerio, de esqueletos y calaveras.

 

Otras noticias

ECONOMIA

Alcalde provincial Hernán Vásquez dio informe de gestión en Audiencia Pública

Hoy, jueves 16 de mayo, en el Teatro Municipal de Bambamarca, la primera autoridad provincial de Hualgayoc, realizó el informe de rendición de cuentas en la I Audiencia... 

Gold Fields y la Municipalidad Distrital de Hualgayoc avanzan con proyecto de pistas y veredas

Obras beneficiarán a los pobladores de la ciudad de Hualgayoc con un mejor tránsito peatonal y vehicular Gold Fields comprometida con dejar un legado que perdure... 

Ministerio de Vivienda brinda pautas para el financiamiento y la implementación de Planes de Desarrollo Urbano

Se promueve la planificación urbana para que los gobiernos locales puedan alcanzar un desarrollo sostenible. Con la finalidad de promover el crecimiento e integración... 

Opinion

Juliana Oxenford: “Este Congreso ya acaparó todo y tiene de su mano a Dina Boluarte”

La periodista y columnista de La República señala que este Congreso... 

“Al Vaticano no les gusta que los usen para lavarle la cara a alguien”

La periodista Rosa María Palacios, se mostró crítica con los constantes... 

Hildebrandt: «La derecha peruana se alegró cuando vio a una tanqueta derrumbando la puerta de San Marcos»

El periodista cuestionó la intervención en la Universidad Nacional...